elPalomar | ¿De quién soy yo fan?

¿De quién soy yo fan?

El fan que se pregunta la pregunta, acaba convirtiéndose en el propio artista. Sin embargo, existe y debe de existir la pregunta. La propia contradicción de Nómadas no viene solamente por la ambigüedad que proyecta la propia palabra en sí. No puede haber fan de algo que no existe sin rescatar la metáfora del nomadismo, abriéndose pues un debate al propio territorio de la producción cultural sobre los límites de la propiedad intelectual en la cultura popular.

Dicha figura incursiva en el conflicto desigual entre productores y fans (cada vez más fans productores) evoca a la no profesionalización del fan y a una salida permanente para su ansiedad creativa. Hablamos del mismo desencanto que reza Site-Specific. Esta fascinación/frustración es la esencia de la contradicción a la que nos referimos. Este distanciamiento irónico del fan hace que el espectador/fan entre en el juego identificándose con los protagonistas. Pareciera que el hecho de no tener nada que explorar, invita a llevarte una y otra vez a la misma pregunta. Es aquí donde habría que analizar si realmente esa pregunta tiene respuesta. De este modo el fan que busca constantemente, situado en un terreno de búsqueda proyectual, se encuentra con la misma ambigüedad y contradicción. El fan que busca constantemente a quién deber su condición, se está buscando a sí mismo dentro de un territorio nómada. Es a través de esta reinterpretación donde éste aporta una relectura subversiva en el análisis crítico del consumo afectivo (alternativo) de un producto. En este gesto de posesión, la proximidad del fan es a su vez distante. Este hecho se explicaría relacionando los espacios de autoridad frente a las lecturas de resistencia que reelaboran éstos a través del tributo. No se trata de dar carne a un fantasma, si no de analizar, desplazar y redistribuir las estructuras de poder, de desdibujar y redibujar un circuito que sigue siendo heredero de la estructura oficial burguesa.

Equipo Palomar rescata un proyecto musical del 2004. Estos diez años de separación no hacen más que dejar constancia de un momento crítico de transformación socio-económico. Negociando así una visibilidad alternativa la cual crea una nueva mentalidad en la producción y consumo de la cultura, así como en la relación de jerarquías y acceso a las diferentes infraestructuras y recursos propios de lo heterodóxo que crea al mismo tiempo El Palomar.

Proyecto de Equipo Palomar (Mariokissme + R. Marcos Mota) en colaboración con Carlos Ordóñez y Xoán Anleo, ex-componentes de Nómadas en la elaboración de un CD-single de edición limitada a 500 ejemplares a partir de una propuesta de Iván López Munuera para participar en el proyecto de Fan Riots realizado para el SOS 4.8 en su edición 2014. Para ocasión presentarán la edición de la misma en público en formato performance.

12345
  • Equipo Palomar
  • Nómadas
  • SOS 2014, Murcia
  • 3/5/14